“D’Elía está alojado en la habitación 117 del Sanatorio Otamendi de esta capital”, le confirmaron a la agencia Télam fuentes de la Federación de Tierra y Vivienda, la organización que conduce el dirigente.

”Esta mañana hizo su editorial en Radio Rebelde y poco después le subió la fiebre y sintió dolores musculares, por lo que se hizo el análisis de coronavirus y le dio positivo. Entonces los médicos decidieron internarlo”, explicaron los portavoces.

La encargada de confirmar la noticia fue, a través de las redes sociales, Rosana Mattarollo, presidente del partido MILES. “Informo que el hisopado que se le realizara al compañero Luis D’Elía dio positivo, encontrándose internado en el Sanatorio Otamendi, por sus patologías previas, en estado estable”, escribió.

Aunque unos pocos minutos antes, Fernando Esteche, líder de Quebracho, escribió en su cuenta de Twitter: “Mucha fuerza Luis D’Elía no puede ni un virus ni la cárcel con toda tu grandeza y compromiso. Mucha fuerza!”.

Según indicaron, el dirigente social cuenta con un estado de salud delicado. D’Elía, de 63 años, es un paciente coronario, diabético, revascularizado, con isquemia peri necrosis, que requiere tratamiento anti isquémico completo, con actividad física programada y control de stress físicos y psíquicos. Lo que lo transforma en un paciente del denominado grupo de riesgo frente al virus.

De hecho, el pasado 5 de abril, el dirigente social fue beneficiado con la prisión domiciliaria, luego de que la Justicia entendiera que representaba un riesgo para los demás detenidos del penal de Ezeiza si reingresaba tras haber estado en una clínica en medio de la pandemia de coronavirus.

La decisión había sido tomada por la jueza Sabrina Namer, del Tribunal Oral Federal número 8. La jueza concedió el arresto domiciliario debido a “los síntomas presentados por el detenido, la falta de certeza sobre la posible necesidad de dejarlo internado un tiempo” y ante la “necesidad o no de efectuarle estudios vinculados al Covid-19” o “de hacerle otro tipo de estudios extramuros”. En esa oportunidad ya le habían realizado el hisopado debido a los sintomatología que padecía y le había dado negativo.

La jueza también dispuso la medida con el fin de “impedir que se pongan en riesgo con posibles idas y vueltas al penal, los efectos logrados con las medidas de aislamiento ordenadas por las autoridades en las unidades del Servicio Penitenciario Federal”.No obstante, la magistrada aclaró que la medida es “transitoria, y hasta tanto cesen las razones” por las cuales se vio “en la situación de adoptar esta medida excepcional” ante la pandemia del coronavirus.

En su fallo, Namer ordenó que, una vez “externado del Sanatorio Anchorena”, en el barrio porteño de Recoleta, donde se internó, D´Elía fuera conducido a su domicilio de la calle Colombres 1026, también de la Ciudad de Buenos Aires, con la modalidad del arresto domiciliario y “con la aplicación de dispositivos de monitoreo electrónico”.

Desde que se le había otorgado esa morigeración, el dirigente social se mantenía en el domicilio que le había indicado a la justicia y por las mañana salía al aire en su programa de radio.

El líder de la Federación de Tierra y Vivienda se encuentra condenado a tres años y 9 meses de prisión por la toma de una comisaría en el barrio porteño de La Boca, en 2004.