Una doctora del Hospital Pediátrico denunció que le robaron un estetoscopio de su consultorio. Como parte de la investigación, la profesional aportó la lista de pacientes de la jornada que les permitió recuperar el elemento.

Se trató de un joven que asistió al nosocomio con su madre para ser atendido y, en un descuido de la médica, se llevó el elemento que luego fue hallado en un domicilio de Tránsito Cocomarola 800, aproximadamente.