Crece la preocupación en las ciudades fronterizas uruguayas por la cantidad de gente que cruza a comprar todo en Argentina

 1 vistas totales,  1 vistas hoy

Según detalla un informe de Scantech, comprar en un supermercado de Concordia es un 70% más barato que hacerlo en uno de Salto.

Migración cuenta con tecnología antigua que dificulta el manejo eficaz de la informaciónMigración cuenta con tecnología antigua que dificulta el manejo eficaz de la información

Jerarcas de la Dirección General de Migración uruguaya estuvieron en la Comisión Especial de Frontera con Argentina del Parlamento y declararon que es imposible discriminar el tránsito a través de las fronteras con Argentina con el objetivo de realizar compras o ingresar mercadería de contrabando, informó El Observador.

Las autoridades se presentaron ante la comisión tras la inquietud de los legisladores por el aumento del contrabando impulsado por la diferencia cambiaria que mantienen ambos países y que favorece al uruguayo a la hora de comprar en el país vecino.

Según explicó el director nacional de Migración, Eduardo Mata, “los ingresos hacia Argentina de todas las personas que salen de Uruguay son competencia exclusiva de Migración Argentina. En forma recíproca, son competencia de Uruguay y nuestra todos los ingresos que se dan hacia nuestro territorio”.

Además, expresó que el sistema de control de ingresos tiene tecnología del año 2003, algo que dificulta el control avanzado de la información: “Para saber si se repite la entrada y salida, tendríamos que hacer una búsqueda individual sobre cada persona, para ver cuántas veces entró y salió”, señaló.

Según el coordinador operativo de Migración, Alejandro Ruiz, durante los fines de semana largo se nota un aumento considerable de personas que “van y vuelven en el día, ya sea para hacer compras, ir al supermercado o ir a almorzar”.

Sin embargo, Mata aseguró que, aunque sí es posible saber cuántas veces cruzó una persona, no es viable discriminar el motivo de esos cruces: “De una persona se podría establecer dónde vive y las veces que cruzó, pero esos no son los datos que se necesitan”. Por este motivo, cualquier individuo con la documentación necesaria puede cruzar la frontera todas las veces que lo desee.

En tanto, existe una licitación en curso para adoptar nueva tecnología que permita un manejo más efectivo de los datos recabados en los puestos fronterizos, según informó El Observador.

Según un informe de Scantech, comprar productos básicos -alimentos, bebidas, artículos de higiene- en locales de Concordia (Argentina) es un 70% más barato que en Salto (Uruguay).

Actualmente existen algunos beneficios para quienes viven en las fronteras, como el descuento del Impuesto Específico Interno (IMESI) a las naftas. En mayo, ese descuento aumentó al 30% —antes estaba fijado en 24%— con la intención de colaborar con la enorme diferencia de precios entre Uruguay y Argentina . Sin embargo, los afectados aún consideran que es insuficiente y piden otras soluciones urgentes.

Una de las alternativas propuestas es que los habitantes de la frontera puedan percibir “descuentos del IVA en diferentes productos y complementarlos con rebajas en los distintos sectores de distribución” a través de la aplicación Tuapp (Banco República). Otra posible solución es la “sustitución de las exoneraciones impositivas a este medio de pago a fin de dar solución al reclamo arancelario de los estacioneros, dirigir al público objetivo el beneficio y evitar así el corrimiento de la frontera hacia localidades vecinas”, según indica un comunicado del Centro Comercial e Industrial de Salto publicado este setiembre.