Fiscales federales piden la detención del juez Miguel Aranda, acusado de proteger un clan narco en Sáenz Peña

 3 vistas totales,  1 vistas hoy

El pedido se realizó este martes ante la jueza Zunilda Niremperger, por parte de los fiscales Diego Iglesias, Federico Carniel, Patricio Sabadini y Carlos Amad.

El juez federal de Sáenz Peña, Miguel Aranda, es acusado de «encubrir» y «brindar protección» la Familia Sosa, que se encuentra prófuga y está siendo investigada por «lavado de activos de origen delictivo proveniente del narcotráfico y asociación ilícita».

El pedido se realizó este martes ante la jueza Zunilda Niremperger, por parte de los fiscales Diego Iglesias, Federico Carniel, Patricio Sabadini y Carlos Amad.

Según logró conocer Diario TAG, los delitos que se investigan son los de falsificación de documentos públicos y falsedad ideológica; cohecho pasivo y activo; prevaricato, tráfico de influencia, encubrimiento agravado por calidad de funcionario público y asociación ilícita.

Este pedido se realiza para acompañar investigación complementaria de la causa denominada Coirón, y se vincula con una denuncia a funcionarios de Gendarmería. Según se presume, el oficial jefe de Gendarmería, comandante principal Alberto Martín Farías contaba con «información sensible» proveniente del Juzgado Federal de Sáenz Peña, en el que se desempeña Aranda.

En esa línea, se habla de una «fuga de información» que habría frustrado la realización de diversos allanamientos en la localidad, en el marco de la investigación del llamado «Clan Sosa».

El fiscal Carlos Amad había señalado en declaraciones públicas que «no hay dudas de que los fugitivos recibían información desde el juzgado de Miguel Aranda, en los que eran alertados por diferentes allanamientos». Ahora, el Ministerio Público Fiscal solicita la detención del cojuez Aranda, junto los gendarmes Alberto Martín Farías, Cristian Daniel Marangón, comandante principal, Raúl Ernesto Sheurman, Enzo Gabriel Aguirre, Clarisa Daniela Galissier, Martín Rafael Raimundo y Ana María Flamenco. Al igual que la de Walter Ayala, quien cuenta antecedentes por causas de narcotráfico.

En declaraciones a este medio el domingo, el mismo Miguel Aranda respondió a las acusaciones: «Se tenían que realizar varios allanamientos en simultáneo con más de 300 gendarmes y como eso no fue posible, y en vez de decir que coordinaron mal prefieren decir ´que la fuga de información fue en mi Juzgado, se me indicó a mí como autor de la fuga (de información), lo cual es gravísimo, cuándo él (Amad) tenía más de 300 personas que sabían lo que estaban por hacer´.

En el escrito de los fiscales al que pudo acceder Diario TAG este martes, se solicita la detención del juez federal, previa separación del cargo. En paralelo, se está llevando adelante en la mañana de este martes un allanamiento en el Juzgado Federal de la ciudad de Sáenz Peña, vinculado con la solicitud del Ministerio Público Fiscal.