A los tiros echaron a la policía y lograron dejar sin efecto un allanamiento que estaba en proceso.

 3 vistas totales,  1 vistas hoy

Este increíble hecho  sucedió el jueves por la tarde, cuando efectivos de la Policía Rural debían concretar tres allanamientos de los cuales solo se pudo concretar uno debido al ataque con armas de fuego contra el personal policial.

Luego del robo de un vacuno y posterior faena que se produjo ese mismo día en horas de la mañana en un campo ubicado en calle 12 y 71, efectivos del Departamento Rural de la Policía del Chaco tenían previsto la realización de tres allanamientos para lograr el esclarecimiento del hecho.

Sin embargo, la tarea policial y judicial se vio interrumpida por un grupo de vecinos que a los tiros impidieron que se concretara dicha medida. Por seguridad y para tranquilizar los ánimos, el oficial de Justicia tomó la decisión de suspender dicha medida.

«Solo se pudo concretar un solo allanamiento en una vivienda ubicado en el barrio Tiro Federal de donde se secuestró dos caballos que presumiblemente fueron utilizados para apoderarse del animal y luego proceder a su faena», explicó el Jefe de la Policía Rural comisario mayor Daniel Báez.

Tras el allanamiento se secuestraron aperos y material de corte entre otros elementos que interesan en la presente causa. En el lugar la Policía detuvo a una mujer que se resistió a que se lleve a cabo dicho operativo.

Por la intimidación con disparos de armas de fuego se realizaron actuaciones por «supuesto abuso de armas» y se procedió a la identificación de las personas que efectuaron disparos contra el personal policial.