El ministro del Interior, Guillermo Francos, cruzó al gobernador de Chubut Ignacio Torres por la amenaza de corte de suministro de gas y petróleo. «Podrá amenazar si quiere, concretar su amenaza, pero tiene que someterse a la ley», lanzó. Y agregó: «Será responsable de sus actos».

El ministro aseguró que el presidente Javier Milei «se siente con espaldas por el 56% de los votos que obtuvo con este discurso» de ajuste, en medio de la fuerte tensión con los gobernadores.

«Sabíamos que esto no iba a ser fácil, pero el Presidente se siente con espaldas por el 56% de los votos que obtuvo con este discurso», sostuvo el funcionario nacional.

En declaraciones radiales, el integrante del Gabinete se refirió al conflicto con la provincia de Chubut y lamentó la advertencia del gobernador de esa provincia patagónica, Ignacio Torres, de frenar el envío de petróleo y gas.

«El gobernador de Chubut podrá amenazar si quiere, concretar su amenaza, pero tiene que someterse a la ley. No tiene ninguna capacidad, ninguna facultad, ningún derecho para cortar el suministro de petróleo, que lo hacen empresas privadas, que va por oleoductos privados y va al puerto. Salvo que lo haga por la fuerza y ahí estaría cometiendo un ilícito, pero no creo que sea su intención», lanzó. Y agregó: «Será responsable de sus actos».

Francos consideró que Torres se siente «molesto, enojado porque por ahí esperaba recibir una ayuda del Gobierno que no recibió» y ratificó la política de ajuste que lleva adelante la Casa Rosada y que está generando un fuerte enfrentamiento con los gobernadores: «Las provincias también tienen que reacomodar sus gastos a los ingresos que tienen por la coparticipación y por ingresos propios».

Leer mas  Anses comienza a pagar la tarifa social de gas

«Los gobernadores aprovecharon esta oportunidad para manifestarse en contra de una actitud muy firme del Gobierno de limitarse a lo que dicen las normas escritas», indicó.

Ante ello, el ministro del Interior afirmó que el cuestionamiento de los gobernadores «tal vez sirva en algún momento para que las provincias con la Nación se pongan de acuerdo para hacer una modificación de la Ley de Coparticipación».

Y concluyó: «No se tiene que ver como una confrontación del Gobierno nacional con las provincias, porque estamos siempre dispuestos a dialogar y encontrar caminos que nos permitan salir del desastre económico heredado».