El INTA de Sáenz Peña celebró su centenario

El INTA de Sáenz Peña celebró su centenario

Loading

El gobernador Jorge Capitanich participó este martes del acto por la celebración de los 100 años del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en la ciudad termal.

En el acto por el centenario de la Estación Experimental del INTA de Sáenz Peña, el gobernador Jorge Capitanich rindió un merecido homenaje a los trabajadores y técnicos de la institución. «A lo largo de su historia, técnicos, ingenieros y agrónomos han realizado extraordinarios aportes al conocimiento, impulsando transformaciones tanto cuantitativas como cualitativas en los campos de nuestra provincia», señaló el mandatario.
Capitanich enumeró los hitos de la Estación Experimental del INTA destacando la importancia que la misma ha tenido en la región en toda la historia desde su creación en 1923. Aquí, menciona tres fechas claves: la creación de la estación experimental (1 de agosto de 1923), la creación del INTA (4 de diciembre de 1956) y la evolución de la estación experimental de Presidencia Roque Sáenz Peña desde 1986.

En su discurso, el gobernador destacó la importancia de esta estación experimental en la transformación genética del cultivo de algodón y en el estudio de capacidad y uso de suelos. También resaltó la expansión de la superficie sembrada en la provincia del Chaco en los últimos años, gracias al impacto tecnológico y generación de empleos del INTA.

La estación experimental del INTA de Presidencia Roque Sáenz Peña cuenta con cerca de mil hectáreas y forma parte de una red de 13 estaciones experimentales del INTA. En este punto, el gobernador destacó la colaboración del INTA con el Instituto de Investigaciones Forestal (IFA) para la producción de plantas y plantines, utilizados en el plan de arbolado urbano en la provincia del Chaco.

Leer mas  Ensayo clínico: el nuevo fármaco que da esperanza a las personas con un cáncer hasta ahora tratado con terapias agresivas

Capitanich hizo mención a dos aspectos principales que caracterizan a la estación experimental, como ser la transformación genética en el cultivo del algodón, que es una referencia emblemática para Argentina y la región sudamericana; y el convenio de 50 años entre el Estado provincial y el INTA, para el estudio de capacidad y uso de suelos.

Durante el acto se realizó la inauguración del acceso a la Estación Experimental Agropecuaria del INTA y se rubricaron sendos convenios de cooperación técnica y apoyo institucional.

MATRIZ AGROPECUARIA COMO BASE PARA EL DESARROLLO DE CADENAS DE VALOR
El gobernador Capitanich aseguró que «es innegable que la matriz agropecuaria constituye la base fundamental para el desarrollo y la gestión de las cadenas de valor en nuestra provincia. El mundo ha experimentado diferentes procesos de transformación, encontrando en la tecnología y en el paradigma de los servicios fuentes de generación de ingresos. Es por eso que celebramos y homenajeamos en este acto a todas las personas dedicadas al desarrollo técnico y científico, al personal y a los trabajadores que han contribuido a esta causa».

Asimismo, marcó como relevante el papel de la Ley 25.641, en cuya elaboración participó. «Esta ley brinda un porcentaje de la capacidad productiva sin afectar recursos específicos para la investigación y el desarrollo. Sin financiamiento adecuado, corremos el riesgo de limitar el aumento de la producción y de la productividad. Por lo tanto, el trabajo que realizan en la experimentación de maquinarias y herramientas con tecnologías apropiadas adaptativas a nuestro país adquiere una gran importancia», señaló.

En este contexto, marcó como fundamental la realización de investigaciones y experimentos que se enfoquen en las necesidades de los pequeños y medianos productores. Y agregó que los avances alcanzados en cuanto a la implantación de cultivos y las variedades genéticas de algodón permitirán un salto cualitativo en la industrialización de los procesos productivos.

Leer mas  Anses cerrará sus puertas el próximo martes 27

«Es gratificante reconocer el incansable trabajo y los notables resultados obtenidos por el INTA, que constituyen un pilar fundamental en el desarrollo agropecuario de nuestra región. Bajo su guía y liderazgo, continuaremos avanzando hacia un futuro próspero y sostenible», resaltó el gobernador.

En este sentido, marcó finalmente que la investigación y desarrollo son fundamentales para el progreso tecnológico. «Sin este progreso, no se incrementa la productividad y el rendimiento, lo que impide proteger un ecosistema productivo en el que emprendedores, productores, técnicos, profesionales y Estados puedan generar las condiciones necesarias para el desarrollo de nuestras comunidades», dijo. «Este es nuestro desafío actual y hoy queremos rendir homenaje a aquellos que han contribuido en el anonimato al progreso de nuestra provincia y nuestra Patria», enfatizó.