«Siempre va a tener gusto a poco»: 9 años de prisión para el hombre que engañó y violó a una mujer en Barranqueras

«Siempre va a tener gusto a poco»: 9 años de prisión para el hombre que engañó y violó a una mujer en Barranqueras

Loading

Máximo Franco

A más de un mes del juicio por jurados en el que Franco Máximo Gustavo de 28 años fue encontrado culpable por el delito de «abuso sexual con acceso carnal», este lunes se conoció la sentencia, le dieron 9 años de prisión.

Máximo Gustavo Franco llegó al juicio luego de dos mujeres que denunciaron haber sido abusadas por él con el mismo «modus operandi»: las invitaba a tomar mate a una plaza y las llevaba a su casa en Barranqueras, lugar donde ocurrirían los abusos.

Durante los alegatos que brindó el fiscal de Cámara N.º 1, Jorge Fernando Gómez, definió a Franco como un «lobo con piel de cordero» en referencia a la forma con la cual engañaba a sus víctimas para abusarlas.

A más de un mes de la condena y con una sentencia firme, Diego Sassari, padre de una de las víctimas dialogó con Diario Chaco : «Siempre va a tener gusto a poco cualquier sentencia para un familiar y para una víctima en estos casos».

Asimismo, recordó su lucha para que la causa avance: «Nosotros empezamos a pelear contra un sistema judicial porque el caso de mi hija lo estaban archivando por falta de mérito. Gracias a la lucha, al empeño, a la dedicación que le tomamos y al acompañamiento de muchas otras organizaciones pudimos llegar al veredicto de culpable primero y después a una sentencia de 9 años».

Diego Sassari, padre de una de las sobrevivientes.

«Parece mucho después de que la Justicia estaba desechando el caso, es poco igual para las víctimas», sentenció Sassari.

Por otro lado, explicó que la pena máxima que se podía pedir en esta causa era 15 años y le terminaron dando 9. «Es como que estamos conformes, pero no satisfechos, por más que le den 40 años todo lo que nos está sacando y nos sigue sacando», argumentó.

Leer mas  Realizarán una encuesta de calidad y condiciones de vida de los hogares

Sobre la actualidad de su hija comentó que continúa bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico. «Está medicada, trabaja y ahora está componiendo de a poco otra vez su estilo de vida», reveló y agregó: «Es muy difícil el trasfondo, el después de todo esto porque hay que seguir viviendo con eso en la cabeza».

Para cerrar Diego manifestó que seguirá atento para que «no le den domiciliaria» e insistió a las víctimas que denuncien este tipo de casos.